DEPARTAMENTOS

Optikids

Optikids es el espacio de Európtica exclusivo para los más chicos. Está diseñado y adaptado para lograr una mejor atención en un entorno cálido y confortable para los niños.

Un concepto que nace ante la ausencia en el mercado óptico de un lugar adecuado donde los chicos puedan jugar, dibujar y por sobre todas las cosas leer mientras son atendidos o en la espera de que sus padres se atiendan.

¿Cómo me doy cuenta si mi hijo necesita anteojos?

Si detectás que al leer el niño saltea palabras o renglones, frunce los ojos, recorre los renglones con el dedo o vocaliza en silencio es necesario que visite a un oftalmólogo. También si se acerca mucho al papel tanto al leer como al escribir o si habitualmente se queja de dolor de cabeza, náuseas o mareos. Cuando el chico manifiesta no recordar lo que leyó, le molesta la luz o sus ojos se ven llorosos, pueden ser algunos de los síntomas.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes?

Cuando ve mal de lejos y bien de cerca el niño puede padecer miopía.

Cuando ve mal de cerca y bien de lejos esto puede ser hipermetropía.

Si ve borroso tanto de lejos como de cerca pude ser astigmatismo.

¿Cómo se solucionan estos problemas?

Todos estos problemas tienen solución con una visita al oftalmólogo, quien decidirá si es necesaria la utilización o no de anteojos.

¿Cómo deben ser los anteojos para los chicos?

Como primera medida, le deben agradar al niño para que se sienta a gusto y confiado. Deben cubrir perfectamente el campo visual, o sea, no deben ser muy pequeños. Es importante que queden bien centrados y que no se deslicen, además, deben ser resistentes.

¿Cómo son los cuidados?

Los anteojos se limpian con agua o limpiadores, nunca en seco, y deben secarse con papel descartable tipo Tissué. Para su mayor protección deben guardarse en estuches  y nunca apoyarlos sobre la superficie del lente. Tratarlo con suavidad y no prestarlo para que otros se prueben ya que de esta forma se estiran.

¿Cómo le explico a mi hijo que debe usar anteojos?

Por lo mismo que los bajitos tienen que usar escaleras para alcanzar las cosas muy altas, otras personas no pueden comer chocolates porque les provoca urticaria, o alguno de sus compañeros tiene que usar aparatos para sus dientes. Somos muchos los que necesitamos ayuda para poder hacer lo que queremos y bien.

Con los anteojos podrá ver mejor para jugar a la pelota, andar en bici, patinar, mirar la tele, leer libros, revistas y disfrutar de muchas cosas más.



CAMPAÑA OPTIKIDS 2015